¿Qué es el “Burn-In” en televisores y monitores?

El “Burn-in” es un daño permanente que se por lo general presenta en una pantalla plasma. Este daño afecta de manera significativa la imagen del televisor o monitor y se mantiene durante un largo período de tiempo.

Por ejemplo, si se tiene un televisor en el que se ve el mismo canal por varias horas al día, es probable que se presente un tipo de quemadura en la pantalla registrando detalles presentes en el canal favorito, como el logo, mientras se esté viendo otro canal.

Incluso cuando se cambia el canal o se apagar el televisor, un esquema débil del logotipo todavía se podrá apreciar allí, puesto que ya se encuentra quemado el pulg. En consecuencia, hay dos soluciones para elegir: Buscar un confiable Service de Monitores para arreglar el problema o comprar un televisor nuevo, con una tecnología más avanzada.

Sin duda, el servicio técnico puede solucionar muchos problemas con televisores o monitores, pero lastimosamente, en muchos otros casos como en el “Burn-In” el daño es permanente, por tanto, lo que haga un especialista sólo mitigará un poco la inconveniencia.

Este problema a menudo se confunde con la persistencia de imagen, que es una versión temporal de la misma situación. El efecto "Burn-in" es más frecuente en las pantallas CRT y plasma, las cuales utilizan fósforo para crear la imagen en el televisor o monitor. Sin embargo, también es posible que la persistencia de imagen aparezca en una pantalla LCD, aunque es una situación algo rara.

Entonces, teniendo en cuenta que las pantallas son susceptibles a sufrir este tipo de daño, lo que hay que hacer es prevenir de manera anticipada que estos problemas sucedan. Por eso hay que practicar buenos hábitos con el televisor y/o monitor, sobre todo los primeros meses de haber sido comprado. En especial, hay que prestar una profunda atención al funcionamiento de la pantalla y tratarla con absoluta delicadeza, las primeras 100 horas de uso; así se tendrá la certeza de encontrar algún fallo o de prevenir algún inconveniente.

Las posibilidades de que un televisor o monitor sufra el efecto "Burn-In" son bastante escasas, más aún en estos días y en las tecnologías de imagen usadas. Para que esto suceda es muy probable que se deba a un uso inadecuado del elemento tecnológico, o a un desperfecto de fabrica que se presenta en las primeras horas de uso, de tal manera, inmediatamente hay que comunicarse con el fabricante y solicitar la asistencia pertinente o el respaldo de la garantía.

Comentarios

Entradas Populares