Recomendaciones para elegir la cama articulada correcta

Una cama articulada no es uno de esos objetos que toda casa tiene, al contrario, sólo se adquiere por recomendación médica, y como no existe el suficiente nivel de conocimiento sobre los mínimos requeridos en este tipo de camas, es importante identificar algunas características antes de adquirir este producto.

Antes que nada, es importante comenzar por decir que una cama articulada se caracteriza por ser un somier que tiene movilidad en diferentes planos, usualmente tres o cuatro, aunque en la actualidad las que se encuentran en el mercado son del tipo eléctrico. Este tipo de camas ofrecen cuidados especiales a personas con requerimientos específicos que una cama normal no puede cumplir, de ahí la importancia de su correcta elección.

La primera recomendación a tener en cuenta antes del alquiler de camas articuladas es la presencia o ausencia del carro elevador, usualmente se recomienda comprar camas que sí lo tengan ya que beneficia tanto al paciente como a su cuidador, ya que favorece la correcta postura sobre todo de quien cuida, quien usualmente sufre de lesiones y dolores en la espalda por la permanente necesidad de reclinar la espalda a la hora de asear al paciente o cambiar sábanas.

De igual manera, otro servicio que algunas Camas Articuladas ofrecen es la presencia de un tren y antitren de Lemburg, lo que básicamente es la elevación de la zona de la cabeza o de los pies de acuerdo a la necesidad del paciente. No todas las camas ofrecen esto, sin embargo se recomienda mucho en personas con total imposibilidad de movimiento, para lograr cambios de postura que favorezcan la circulación.

Por otra parte, el material en el que está elaborado el somier es otro factor clave a la hora de elegir una cama articulada. Los materiales ofrecidos en el mercado son la madera, el acero y el fenólico. La madera hace que la cama luzca muy natural, pero no es el material más recomendable, usualmente se prefiere el acero que aporta rigidez o el fenólico que suele ser el más costoso porque aporta rigidez pero a la vez puede llegar a ser flexible según la necesidad.

Todo esto le permitirá tomar la mejor decisión frente a la compra correcta de la cama articulada, recuerde siempre pensar en el bienestar tanto del paciente como del cuidador y esto le facilitará enormemente su labor.

Comentarios

Entradas Populares